Lucir siempre bien una manía humana

Es una realidad que para muchísimas personas, si no es que para todas, lucir bien es no solo importante, sino fundamental. Los seres humanos siempre buscamos formas en las que nos podemos ver mejor, por eso nos preocupamos tanto por lo que nos vamos a poner, por cómo nos vamos a peinar, por lo que comemos, etc. Y es verdad que lucir bien es super importante, a diferencia de lo que nos están haciendo querer pensar hoy en día de que la apariencia física es irrelevante y que lo que de verdad importa es lo de adentro. La realidad es que la apariencia física, si bien no lo es todo si es super importante, y no por las otras personas, sino por nosotros mismos, si a nosotros no nos gusta lo que vemos cuando estamos frente al espejo, cómo vamos a sentirnos cómodos, cómo vamos a ir seguros por la vida. 

Así que nos tenemos que dejar de mentir, la apariencia es muy importante y los seres humanos siempre estamos en busca de formas para lucir mejor, la diferencia es que algunas personas buscan cirujano plástico Tijuana que pueda ayudarles a moldear su cuerpo y su rostro tal y como lo desean y otras mejor buscan un entrenador físico, un nutriólogo que pueda ayudarles a alcanzar el mismo objetivo, pero de diferentes maneras. 

Otras personas se la pasan de compras, adquieren todo tipo de prendas en busca de un estilo que los haga lucir bien y con el que se sientan realmente cómodos y atractivos, otras se tiñen el cabello, se lo cortan, se compran maquillaje, buscan diferentes peinados, pero todas a final de cuentas persiguen el mismo objetivo, lucir bien. Y esto no es algo de la juventud, también las personas mayores se siguen preocupando por cómo se ven, incluso en muchos asilos México se encargan de realizar cortes de cabello a sus residentes, de vestirlos y arreglarlos, pues esta manía de querer lucir bien, aunque puede disminuir, la realidad es que no puede desaparecer por completo, mientras sigamos siendo conscientes de nuestra persona y de nuestro entorno. 

Desde que somos pequeños y empezamos a querer vestirnos nosotros solos, a combinar nuestra ropa, a peinarnos, a cortarnos el cabello y sin darnos cuenta, empezamos con una actividad que nos va a durar hasta el final de nuestros días, de diferentes formas siempre vamos a querer lucir bien, vamos a adornar nuestro cuerpo, a modificarlo si lo consideramos necesario y todo con un único fin, el de hacernos sentir mejor, el de estar conformes con nuestra apariencia física para así poder sentirnos seguros e ir tranquilos por la vida, con la confianza de que tanto física como mentalmente estamos trabajando en nosotros mismos, que estamos haciendo todo lo posible y buscando las formas de siempre lucir mejor y esto no tiene absolutamente nada de malo, es importante que seamos conscientes de ello. Querer lucir mejor siempre no tiene absolutamente nada de malo. Así que no te acomplejes, buscar lucir bien está en la naturaleza del ser humano y no es algo contra lo que tengamos que luchar.